Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 26 de junio de 2017

He cambiado...

He cambiado
mis candados
por una ruleta
que gira y gira,
bajo el agua con sal,
bajo la asfixia.

He cambiado 
mis emociones
por una carta
en una botella
arrojada al mar,
que se hunde,
que no encalla.

He cambiado
mis sueños
por una eterna
moneda al aire,
cuya cara
es la cruz.

He cambiado 
un cajón lleno
de alegrías
por una red
hecha de agujeros,
donde se quedan
pegados los
espejismos.

He cambiado 
el sí por el no, 
el camino por
el barranco,
el vuelo estable por
el viento turbulento.  

He cambiado
la brisa del mar
en mi rostro
por la niebla
de los pantanos,
donde me pierdo
y ya ni me busco.

He cambiado 
vajillas enteras
de plata ley
por el plástico
de un sólo uso,
que se rompe,
que no funciona. 

He cambiado 
mi silencio
por palabras
de ruina,
que estallan adentro,
que disparan.

He cambiado,
ya lo ves,
sin decir siquiera
cuánto, ni qué,
y, sin embargo,
este amor que 
en mis entrañas arde,
sigue siendo el mismo.

He cambiado,
ya lo ves,
y todo sigue igual. 

https://youtu.be/lZiNtbgm9oM 

Hoy quiero

Hoy quiero que el mar me arrope entre sus olas, sentir el cálido abrazo de la arena engulléndome hasta el fin.
Hoy quiero arrancar de cuajo mi ser y arrojarlo al viento, que se vaya lejos, lejos...
Hoy quiero que de las entrañas del mundo aparezcan los jinetes y me lleven a caballo hacia lugares que nunca existieron.
Hoy quiero reiniciar el tiempo, y borrar aquellas emociones que me hacen sentir, convertirme un poco más en piedra y un poco menos en cristal.
Hoy quiero olvidar lo que no se olvida, y llenar de niebla mis caminos, para así tropezar y hacerme inmune.
Hoy quiero que lluevan tormentas, y así dibujar en el cielo los mismos sonidos que siento yo adentro.
Hoy quiero, en fin, dejar de ser sincero, y cambiar mi lengua por una de plata, donde las serpientes caigan sin cesar.

Hoy quiero, pero no quiero...

Desaparecer.

domingo, 23 de abril de 2017

Sin pétalos

A veces queremos disparar con armas que desconocemos, y probar el alcance, la cadencia. Queremos y a la vez nos asusta. Una mala puntería nos deja fuera, o eso pensamos. Indefensos, varados en la rueda que gira mientras nosotros descansamos.

Tengo hoy algo que decir a esas sensaciones. Intentar no es sinónimo de fallar, aunque el error te haya perseguido toda tu vida. Eres una persona preciosa, y lo que decidas valdrá la pena, si luchas por ello. No existen los fallos absolutos, ni caminos completamente áridos. El tiempo eres tú, no los días con sus meses, y sus horas, y sus vacíos. Sólo lo que haces conserva el eco.

Tampoco los demonios del recuerdo son todopoderosos. Una flecha en la dirección adecuada atraviesa sombras y maldiciones. Recuerda que nadie vivirá por nosotros, que no se crean sonrisas con dolor. Olvida lo que no eres, aunque lo hayas sido. Sabrás cómo hacerlo, las máscaras tienen roces molestos aunque se confundan con la piel. Algún día el suelo estará lleno de ellas.

Conoces lo que hay bajo mi piel, sin haberla tocado. Lástima. Algún día lo harás, y quizá entiendas mis laberintos, las entradas sin salida. Reirás, y comprenderás que era más fácil de lo que pensabas.

Al querer descifrar terminas por resolver tus propios puzzles. 


https://youtu.be/81LpJPXo_qs

miércoles, 22 de marzo de 2017

Espejos

El reflejo
me preguntó,
y yo respondí. 

Quiero caminar
sobre tus aguas,
quiero respirar
tus vapores tóxicos.

Pero no sé cómo. 

A veces me duermo
y creo poder encontrarte,
entre la bruma y la noche,
entre saliva y desmemoria.

El reflejo  
me preguntó,
y yo respondí.

Menos soy que la nada,
y nunca supe 
quién soy, qué seré.

Me disuelvo, inmortal, 
desparramado entre
baúles y olvidos.

Pero no sé cómo. 

¿Cuando llegaste?,
¿querrás marcharte?,
¿querrás quedarte?

El reflejo 
me preguntó,
y yo respondí. 

Bastó mi silencio
para conocer
la respuesta.

https://youtu.be/l9k5TMSB7cQ